tarta chocolate fresas2

Una base de masa quebrada (en este caso sin huevo) fina y crujiente, con el relleno de un cremoso ganache de chocolate y para culminar, unas fresas recién recolectadas, dulces en su justa medida. Esta tarta de chocolate y fresas es una delicia, y como veréis a continuación, la receta es muy sencilla.

Preparar la base de la tarta es también muy fácil, así que no lo dudéis, es una base muy versátil para esta y otras versiones de tarta. Hay que elegir un buen chocolate, puede ser el que más nos guste, negro o con leche, incluso el denominado chocolate blanco que también combina muy bien con las fresas. Aprovecha que esta fruta está de temporada y no tardéis en probar esta Tarta de chocolate y fresas.

Ingredientes

1 base de masa quebrada sin huevo

180 gramos de chocolate al 70%

180 gramos de nata (30-35% M.G.), c/n de fresas.

Elaboración

Prepara la masa como explicamos en la receta de masa quebrada, hornéala en blanco (recuerda pinchar la base con un tenedor varias veces para que no se infle) hasta que tome un poco de color y esté crujiente. Deja enfriar y después desmóldala.

Prepara el relleno de chocolate, pon en un cazo la nata, llévala a ebullición y baja el fuego, deja cocer uno o dos minutos, moviendo para que no se agarre.

Pon el chocolate troceado en un cuenco y vierte sobre él la nata recién retirada del fuego. Mezcla con una lengua o con las varillas hasta que el chocolate se haya fundido y deja reposar hasta que esté templado.

Vierte entonces el ganache en el molde, deja enfriar completamente y cúbrelo con film transparente. Deja reposar en el frigorífico un par de horas.

Lava las fresas, sécalas bien y retira el pedúnculo. A continuación córtalas por la mitad. Retira la base de la tarta del frigorífico, el chocolate estará más sólido, pero cremoso. Coloca las fresas con la parte del corte hacia abajo.