Voiaghio

Genaro Rodríguez es chef, caraqueño y vegetariano desde hace 11 años. Comenzó su carrera en el IEPAN, graduándose en Panadería; también se especializó en comida italiana. Después de proponerse una pasantía en un restaurante, preferiblemente vegetariano, empezó una investigación que lo llevó a la India, un lugar con 4.000 años de tradición gastronómica.

Se especializó en la cocina ayurvédica, que estudió en Vrindavan, en el estado de Uttar Pradeh, al norte de la India. Fue un curso intensivo abarcando las mañanas de clases teóricas sobre la nutrición según los doshas, que se basa en consumir los alimentos correctos según nuestra estructura corporal, garantizando bienestar prolongado. Las tardes estaban dedicadas a poner a prueba todos los conocimientos diarios en la cocina. Al culminar el curso, Genaro regresó en unos meses a Venezuela, creando varios proyectos que se fueron transformando en Voiaghio, un restaurante hindú vegetariano, que mezcla recetas tradicionales de la cocina ayurvédica con un estilo que él define como casero y algo clandestino.

Con este proyecto Genaro busca producir sabores que deleiten y aromaticen las papilas gustativas de sus comensales, con una alternativa que no incluye proteína animal, y que está sazonada con vegetales y condimentos juntados para elevar el estado anímico. Siempre lo acompañan y ayudan con muchas ganas el sous chef Eduardo Mosqueda y su asistente de cocina Diana Pérez, que con una sonrisa se ocupan de que todos los ingredientes entén a la orden para ser preparados. 

Con este exquisito lugar viene una muy sólida visión: crear una escuela de nutrición y cocina ayurvédica de nivel, en la que se aprenda sobre la sofisticada teoría de la alimentación hindú, las propiedades de cada alimento y cómo las especias e ingredientes influyen en el estado emocional. La Ayúrveda surgió como medicina y Genaro quiere traducir estos conocimientos en arte utilizando la psicología de los sabores para crear emociones. Él es un artista, sin duda alguna.

Regresó al país porque acá se siente útil y le encuentra un gran sentido a la vida mientras hace flotar los paladares de su público, que no tiene que ser vegetariano para poder comer en Voiaghio. Genaro confesó que le produce alegría cada vez que dicen su frase favorita “si voy a comer así (al ser vegetariano), me lo pensaría”. Es un gesto muy positivo de agradecimiento. Siempre busca la complejidad de los sabores y que hagan contraste con varias texturas; el reto es armonizar todos los elementos de la composición. El picante está presente, lo dulce se traduce en cremosidad y suavidad, y un poco de ácido es necesario, pero no mucho. Las pimientas recién molidas son las favoritas de Genaro, que lo inspiran junto a Django Reinhart, a crear una obra de arte llena de una dulce picardía. 

Hay días en los que el menú se inspira en la comida de calle de India central. Reciben a sus comensales con un jugo, en el que uno se pierde saboreando tantas frutas. El manjar es preparado como un rito, repleto de sabores y colores que hace que se nos olvide tomarle una foto a la obra de arte. El plato está constituido principalmente porNaam Bargar, que es una hamburguesa de granos y vegetales. Tiene varios acompañantes como el Sambar, que es una sopa de tubérculos, aderezada con tamarindo y sambar masala. El Sabji Idlis son esponjas de arroz al vapor rellenas de vegetales especiados, acompañados de chutney de coco. Tomatar Shorba, una crema de tomate con topping de semillas de mostaza y lonjas de champiñones al ajillo, y de un lado un Gobi Matar Paratha que es un pan relleno de puré de brócoli y guisantes. No podía faltar un toque refrescante, como el del Mausami Sabji Salat, que es una ensalada agridulce en canasta de lechugas. Después de este deleite, los acompañará el postre del día y por último una infusión digestiva que prolongará la exquisita experiencia.

Lugar: Sabana Grande, entre la Av. Solano y Av. Libertador, en el edificio Paramacay local B, diagonal a Liberty Express, al lado de Tealca

Horario: Jueves, viernes y sábado; 12:00 m o 2:00

Costo: 4.000 bolívares + IVA