222

Ingredientes:
2 pechugas de pollo
Ajo, zanahoria, cebollín, ajoporro, cebolla, pimentón, laurel.

Para la  Salsa blanca:
1 litro de leche
1/2 taza de harina de trigo
1/4 de cucharada de sal
Pimienta blanca al gusto
100 g de mantequilla
1/2 cebolla sofrita en mantequilla

 Para el rebosado
2 paq. de pan molido
2 tazas de harina de trigo
4 huevos batidos

Preparación
Se sancochan las pechugas sin piel en un caldo con ajo, zanahoria, cebollín, ajoporro, cebolla, pimentón, laurel, sal. Desmenuzar la pechuga y moler en un picatodo o licuadora con 1/2 taza de su carne en 1/2 taza de caldo. Para preparar la salsa bechamel se agrega en una olla la mantequilla y la harina, se remueve hasta que tome un color dorado; agregar la leche sin dejar de remover con una paleta de madera, adicionar sal y pimienta y cocinar hasta que espese. Unir el pollo desmenuzado y el molido con la bechamel y mezclar bien, añadir la cebolla sofrita. Preparar tres platos para el rebosado: uno con harina, otro con los huevos batidos y uno con pan molido; tomar una cuchara de la mezcla, darle forma de bolita dentro de la harina y pasarla 2 veces por huevo y pan rallado. Guardar en la nevera de dos a tres horas para que compacten y luego freír en abundante aceite. Se puede enriquecer su sabor con una salsa tártara.